Reivindica apoya a las mujeres que atiende Fundación Emma :

Queridos amigos y voluntarias : Desde hace un tiempo que, como organización de mujeres, estamos apoyando el trabajo de Fundación Emma, y ahora queremos sumar a todos a esta causa. Para ello se requiere contar con los recursos necesarios para la atención de mamás, y depende de todos nosotros que esta obra logre sus objetivos y permanezca en tiempo.
Esta es una gran oportunidad de hacer tangible el apoyo a las mujeres y sus hijos desde la gestación para una sociedad que entregue opciones humanas y dignas.
¡Contamos con tu apoyo y compromiso!

Hazte socio o haz tu aporte en http://www.fundacionemma.cl

Un abrazo

Equipo MMREIVINDICA

#ApuestaPorMi #ApuestaPorEllas

Declaración – Utilización de Ley Aborto 3 Causales:

Recientemente la Corte Suprema ratificó lo resuelto por la Corte de Apelaciones a favor del Hospital de Carabineros, por negar un aborto a una mujer con un embarazo a cuyo hijo en gestación se le diagnosticó síndrome de Down y una cardiopatía compleja. Si bien en este caso una cirugía reparadora no es posible, existen procedimientos y medidas que pueden compensar su condición. Hay casos descritos, de personas en similares condiciones, que han vivido hasta la adultez. Se trata entonces de una condición que, al no ser de carácter letal, no cumple criterios para ley de aborto en tres causales.

Resulta de gran preocupación que Corporación Miles Chile, institución que está acreditada por el Minsal para realizar acompañamiento dentro del marco de la ley de aborto en tres causales, pueda -eventualmente- estar informando mal a las mujeres sobre sus derechos y alcances de dicha ley. Nos parece, por lo menos, un abuso y conflicto de interés, que instituciones acreditadas puedan usar una plataforma que tiene como fin otorgar apoyo y contención a la mujer, para promover una agenda política particular, excediendo absolutamente el rol que, con dineros públicos mediante, accedieron a cumplir. La ley explicita claramente que el acompañamiento entregado debe ser neutro y no disuasivo. Entregar información errónea, junto con promover y perseguir públicamente una acción judicial, sin importar el posible daño psicológico al que se somete a una mujer durante todo ese proceso, más aún si está viviendo un embarazo de un hijo con una patología compleja, desvirtúa por completo su función contenedora e imparcial. Hacemos un llamado al Ministerio de Salud a fiscalizar de mejor manera el rol de estas instituciones y a realizar las acciones necesarias si correspondiera una sanción en este caso, a la vez de orientar directamente y de mejor manera a pacientes sobre sus derechos y los límites de instituciones acreditadas para el acompañamiento.

Constanza Saavedra
Josefina Lemaitre
Co-fundadoras Testimonios por la vida

Rosario Vidal
Francisca Jofré
Voceras Movimiento de Mujeres Reivindica

Resumen anual Reivindica 2018.

Destacados Reivindica 2018

El 2018 fue un año lleno de desafíos y también de éxitos. Estamos listas para seguir trabajando con toda la energía este 2019. Agradecemos todo el apoyo recibido, y seguiremos luchando por una sociedad más justa con nuestra maternidad y que respete la vida de nuestros hijos siempre.

#VocesDiversas “Maternidad como agente de cambio”
La maternidad es el primer contacto que los individuos tienen, el vínculo madre e hijo es esencial en la humanidad. Ese mismo vínculo se transforma, también, en un motor para las mujeres madres, que las impulsa a realizar cambios positivos en su propia vida, en su entorno cercano, o a desarrollar grandes cambios en las sociedades y en la historia de la humanidad. Es por todo esto, que este año convocamos a diferentes mujeres a abordar sus propias maternidades desde esta perspectiva.

Volví a amar – María Inés Jara https://www.youtube.com/watch?v=HbpUS3qCTVw&t=1s

“Una crisis amorosa y renovadora” Erika Maira https://www.youtube.com/watch?v=HpHhEuOtXkw&t=10s

“Maternidad como agente de cambio transgeneracional” Tania Verónica Córdova Castro https://www.youtube.com/watch?v=fW2TW5kLnsU

#VocesDiversas [Testimonio] Gabriela Aurora Ámbar Statt Ostojic https://www.youtube.com/watch?v=xoDePVrN7_g

#VocesDiversas “Rompiendo mitos” Olga Cousiño https://www.youtube.com/watch?v=j2ksG6gNnL8&t=44s

Selección cartas y columnas:

La Tercera: Realidad del apoyo al aborto libre
“Los datos de la CEP dejan al descubierto que el aborto libre no es una demanda social real, sino una propuesta generada desde una élite muy reducida, principalmente masculina, que no representa a las mujeres, quienes mayoritariamente rechazan el aborto sin restricciones”

https://www.latercera.com/opinion/noticia/realidad-del-apoyo-al-aborto-libre/441532/?fbclid=IwAR0-7iOA0-U-rMkcA08_1Vpoi3iRO1hG5n0GnwCYJ3HvCOWxfK2qjYt7zRk

El Mercurio: Objeción de conciencia
“El problema con los convenios estatales se solucionaría si en vez de existir convenios amplios, se especifica cada prestación y se excluye el aborto. No hay problema en recibir dineros del Estado por prestaciones que sí se realizan y de las cuales hoy se benefician miles de mujeres”

http://www.elmercurio.com/blogs/2018/07/05/61496/Objecion-de-conciencia.aspx

#VocesDiversas

CARTA A UNA MUJER QUE ABORTÓ, por E.V.
“Aquellos tiempos previo al día en que acepte mi embarazo y a mi hijo, fueron de los momentos más difíciles de mi vida, a pesar de haber pasado más adelante por la muerte de personas queridas, enfermedades, pérdidas de todo tipo, recordar esos días sigue siendo intenso: mezcla indescriptible de soledad, angustia, de vergüenza a ser juzgada y miedo. En esos días yo te hice una promesa, a ti y a cualquier mujer que como nosotras conozca este dolor: nunca te dejaré sola”

https://mmreivindica.wordpress.com/2018/06/12/carta-a-una-mujer-que-aborto/

“El amor más puro y sincero me lo entrega él” [TESTIMONIO] , por Marcela Nuñez
“Vivía con mi madre y mi padrastro, para él esto truncaba mi futuro. Él y su mamá (mi abuelastra) a mis tres meses de gestación me ofrecieron un aborto seguro, con la promesa de seguir con mi vida normalmente, y si no aceptaba me tendría que ir de la casa, se separaría de mi mamá, y no me ayudaria mas económicamente con la universidad.”

https://mmreivindica.wordpress.com/2018/07/09/vocesdiversas-testimonio-marcela-nunez/

MI PRIMER EMBARAZO, por Victoria Quintana .
“La maternidad no planificada hace más de 20 años no me limitó, no truncó mis sueños ni terminó con mi vida. En gran medida porque estuve rodeada de amor y nadie me quitó oportunidades; al revés, mi familia se esmeró en facilitármelas

https://mmreivindica.wordpress.com/2018/07/19/mi-primer-embarazo-vocesdiversas-testimonio/

Revisa nuestro resumen completo del año aquí: https://mailchi.mp/f390f102b1a3/destacados-reivindica-2018

DECLARACIÓN LATINOAMERICANA CONTRA EL ABORTO LIBRE SE PRESENTÓ EN EMBAJADAS DE ARGENTINA DE TODA LA REGIÓN :“ #LaOlaCeleste ”, originada en Argentina, se ha extendido por toda Latinoamérica.

DECLARACIÓN LATINOAMERICANA CONTRA EL ABORTO LIBRE SE PRESENTÓ EN EMBAJADAS DE ARGENTINA DE TODA LA REGIÓN

 

Más de 200 organizaciones de la sociedad civil de más de 15 países en toda Latinoamérica, se manifestaron ayer lunes 30 de julio frente a las embajadas de Argentina de todo el continente en apoyo y solidaridad con la lucha del pueblo argentino en medio del debate por el aborto libre.

El movimiento contrario al aborto “La Ola Celeste”, originado en Argentina, se ha extendido por toda Latinoamérica y el Caribe. Es así que este lunes 30 de julio, en 15 países de Latinoamérica se llevó a cabo el primer “pañuelazo celeste” frente a las embajadas argentinas de cada país adherente, para mostrar su rechazo a las políticas y leyes de aborto que se han impuesto en la región y al proyecto de ley de aborto que se votará el 8 de agosto en Argentina.

 

La actividad fue coordinada desde Chile por el Movimiento Mujeres Reivindica, Siempre por la Vida y Testimonios por la Vida, a quienes se fueron sumando las más de 200 organizaciones de todo el resto del continente. En cada país se entregó en la embajada Argentina la “Declaración Latinoamericana en Apoyo y Solidaridad con la lucha del pueblo Argentino Por Las 2 Vidas”. Este documento expresa el rechazo a la legislación que permite el aborto, se exige a los gobernantes de toda Latinoamérica que terminen con la postergación de las reales demandas que surgen de nuestros pueblos y de las mujeres,  haciendo un llamado a impulsar políticas públicas que realmente piensen en la mujer y su hijo, así como a rechazar la injerencia de organismos como Planned Parenthood que han promovido y trabajado para conseguir que se apruebe el aborto libre en toda la región.

 

La Manifestación se realizó con el objetivo de apoyar y solidarizar con la lucha del pueblo argentino que ayer también realizó una marcha en Buenos Aires hacia la principal residencia presidencial, Quinta de Olivos, para pedirle al presidente Mauricio Macri que cumpla su promesa de proteger la vida desde la concepción y se abstenga de intervenir, por medio de sus ministros, en la discusión del proyecto.

IMG-20180731-WA0010.jpg

 

Algunas fotos de países participantes:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Mi primer embarazo #VocesDiversas [Testimonio] 

 

 

Por Victoria Quintana.

 

Siempre me ha resultado curiosa la visión negativa y torcida casi como una tragedia que se le ha dado socialmente a la maternidad no planificada. Esa que a que se produce no solo de manera inesperada sino también cuando somos jóvenes, solteras, sin pareja estable, estudiantes… En fin, en contextos de nuestras vidas que nos convierten en seres socialmente vulnerables.

Me resulta curiosa por la reacción de muchas personas, pues frente a la vulnerabilidad, en una importante dimensión, la sociedad es fuertemente castigadora y cruel con las futuras madres, en vez de comportarse razonablemente acogedora, empática y protectora, como corresponde hacer frente a quien se encuentra en una situación vulnerable. Ese comportamiento social castigador que, hasta hoy en pleno siglo XXI se percibe, puede generar consecuencias nefastas en una mujer, hasta llegar a enfermarla. Por ello, es necesario reflexionar y cambiar nuestra conducta.

Mi experiencia no fue distinta a lo que acabo de señalar, pero con una enorme diferencia: YO TUVE APOYO FAMILIAR. Probablemente sin eso, no hubiera logrado nada de lo que he logrado hasta ahora, pues sola, no podría haberlo hecho.

Mi familia de origen, dicho de paso, bastante conservadora, cuando supo de mi embarazo fue acogedora. Recibieron la noticia con impacto, confundidos, imagino que hasta con miedo, pero con mucho, muchísimo amor.

A los 22 años, estando en quinto año de universidad, me embaracé; me quedaba todo el proceso de egreso, titulación, exámenes, examen de grado y todo lo demás.

Tuve a mi hija a los 23 años. Mis papás y hermanas me acogieron, me cuidaron y regalonearon; hicieron todo lo posible para que mi embarazo sin pareja, porque sí, mi pololo decidió no participar del proceso, fuera igualmente un embarazo feliz. Una sola amiga quedó y fue un puntal importante, Francisca Serqueira.  Del resto de mi entorno social cercano, en cuanto a su comportamiento, mejor guardar silencio y olvidar…

Quien se encargo de la cuna, de la clínica, de la ropita de la guagua, de contar mis contracciones, comprar mis antojos y comprar los primeros aritos de mi hija, fue mi papá, Francisco. Quien secó mis lágrimas debido al rechazo recibido, fue mi mamá, Ana.

Gracias a todo el amor que recibí y al cuidado que me dieron, tuve un buen embarazo, mi hija nació bien, sana y enorme.

Yo, me titulé de abogada, he hecho postítulos y diplomados. Actualmente curso un magíster y soy funcionaria pública hace 14 años.

La maternidad no planificada hace más de 20 años no me limitó, no truncó mis sueños ni terminó con mi vida. En gran medida porque estuve rodeada de amor y nadie me quitó oportunidades; al revés, mi familia se esmeró en facilitármelas.

Hoy, mi hija Francisca, tiene casi 20 años y es una preciosa universitaria. Si tengo que agregar adjetivos, lo primero que viene a mi mente es inspiración y fuerza. Y a mis padres hermanas y amiga, un enorme GRACIAS.  

 

37190744_10216484829811374_507576486262210560_n.jpg

Foto : Victoria Quintana

Irena, el ángel del gueto de Varsovia

Por Gabriela Statt

El pasado sábado 12 de mayo se cumplieron 10 años exactos del fallecimiento de Irena Sendler, mejor conocida como “el ángel del gueto de Varsovia”, una más de tantas heroínas que la historia se ha empecinado en olvidar. La historia de esta mujer me ha inspirado durante años, por lo cual decidí rendirle un homenaje a título personal.

Irena Sendlerowa (nacida Krzyżanowska) nació en Otwock, Polonia, el 15 de febrero de 1910. Su padre, un médico que se destacaba por atender a la gente de los sectores más pobres (en su mayoría judíos) sin costo alguno, murió cuando Irena tenía 7 años tras haberse contagiado de tifus realizando su labor. Fue así como la joven católica desarrolló una simpatía especial hacia el pueblo judío, siempre recordando el último consejo que le había dado su padre: “Si ves a alguien ahogarse, tírate a salvarlo aunque no sepas nadar”.

En 1927, Irena comenzó sus estudios de Literatura Polaca en la Universidad de Varsovia.  Se opuso firmemente al sistema de segregación por bancos, entre judíos y no judíos, implementado en la universidad, como resultado de lo cual fue suspendida durante tres años. Cuando finalmente se graduó, fue rechazada para trabajar en el sistema escolar de Varsovia debido a las recomendaciones negativas emitidas por la universidad, que le atribuía opiniones de extrema izquierda. Al comenzar la II Guerra Mundial, Irena se unió al Partido Socialista Polaco.

En noviembre de 1940, en el marco de la invasión nazi a Polonia y ya iniciada la guerra, 300.000 judíos fueron confinados a una pequeña porción de la ciudad designada como el “Gueto de Varsovia” y los nazis sellaron el área para que nadie pudiera entrar ni salir. Las condiciones al interior del gueto eran terribles, las personas vivían completamente hacinadas y sin acceso a servicios básicos. Muy pronto la población del gueto comenzó a verse mermada por el tifus y la fiebre amarilla, que se expandían a toda velocidad. Al ser empleada del Departamento de Bienestar Social y Salud Pública (en aquella época se podía ser trabajadora social sin título), Irena obtuvo una autorización especial para entrar al gueto con el pretexto de llevar a cabo inspecciones sanitarias, pero aprovechó la ocasión para ingresar medicamentos, artículos de higiene, ropa y alimentos al gueto como contrabando junto con otra compañera. Irena siempre llevaba la estrella de David en el brazo en señal de solidaridad.

En julio de 1942, los nazis pusieron en marcha una operación ultra secreta con el objetivo de exterminar a los residentes del gueto de Varsovia. Por esta misma razón en septiembre se funda Żegota, una organización clandestina de resistencia polaca contra la invasión nazi. Irena se uniría en enero del año siguiente, siendo puesta a la cabeza de la división encargada de los niños y niñas.

Pero lo más impactante vendría después. Dándose cuenta de que a los niños y niñas que permanecían en el gueto les esperaba una muerte segura, Irena se ofreció a rescatarlos y sacarlos de allí. Tras mucho esfuerzo logró convencer a los padres de entregarles a sus hijos, pues si se quedaban con ellos no iban a sobrevivir. Haciéndose pasar por una enfermera llamada Jolanta, al principio comenzó a sacarlos en ambulancias como supuestos enfermos contagiosos, pero al poco tiempo ingenió otras maneras de esconderlos: en cajas de herramientas, en la basura, en sacos de papas e incluso dentro de ataúdes. Logró entrenar al perro que estaba a la salida del gueto para que ladrara cuando ella pasara y así evitar que se escucharan los llantos de los niños. Posteriormente al escape, Irena y sus compañeras de Żegota los dejaban en hogares católicos, orfanatos o conventos con una identidad nueva y documentos falsos. Después de dejarlos en sus estancias provisorias, Irena anotaba sus datos y los enterraba en frascos de vidrio en el patio de su vecina, con la idea de así poder devolverlos a sus familias una vez finalizada la guerra. En total, Irena consiguió salvarles la vida al increíble número de 2500 niños y niñas.

En octubre de 1943, Irena fue descubierta y arrestada por la Gestapo. Fue salvajemente torturada durante horas, pero ni una sola palabra salió de sus labios. Al interrogarla la golpearon tan fuerte que provocaron que el hijo que estaba esperando naciera prematuro, muriendo dos semanas más tarde.  Irena fue condenada a morir por fusilamiento en febrero de 1944. El día de su ejecución, un soldado alemán la sacó de su celda para un “interrogatorio adicional”. Al salir, él le gritó en polaco: “Corra”. Y así lo hizo. Corrió y corrió hasta lograr escapar por una puerta lateral y se escondió en la nieve hasta tener la certeza de que no era seguida. Al día siguiente descubrió que figuraba como muerta, y que los miembros de Żegota habían logrado salvarla sobornando al soldado. Pese a haber estado a punto de morir, Irena regresó de inmediato a trabajar al gueto bajo un nombre falso. Una vez finalizada la guerra, desenterró los frascos y comenzó a intentar reunir a los niños con sus padres, sin embargo, la mayoría de ellos había muerto en los campos de concentración. Estos se quedarían definitivamente con sus familias adoptivas.

En los años posteriores, Irena recibió una gran cantidad de reconocimientos por su heroísmo. Recibió el título de Justa Entre Las Naciones otorgado por el gobierno israelí en 1965, y en 1991 fue nombrada ciudadana por gracia de Israel. En el año 2003 recibió la Orden del Águila Blanca, la decoración civil más alta de Polonia. Posteriormente, en 2007 fue condecorada con la Orden de la Sonrisa, un premio internacional otorgado por niños, a quienes han dedicado su vida a la protección de la infancia. Ese mismo año estuvo candidata al Premio Nobel de la Paz, pero se lo ganó Al Gore. Murió de causas naturales el 12 de mayo de 2008, a los 98 años de edad.

Un año después de su muerte, la vida de Irena fue convertida en una película hecha para televisión, El Valiente Corazón de Irena Sendler, en la que fue interpretada por la actriz ganadora del Oscar Anna Paquin (“El Piano”). Al cumplirse diez años de su deceso, el parlamento polaco declaró este 2018 como “el año de Irena Sendler”, y en su tierra natal ya se le han realizado cientos de homenajes a quien fuera llamada “la madre de los niños del gueto”.

En lo personal, decidí escribir sobre Irena como un ejemplo de maternidad atípica, pues sin haber dado a luz ella misma a esos 2500 niños y niñas que rescató, en cierto modo ella también fue su madre, al darles ella la vida por segunda vez y arrebatarlos de las garras de la muerte. Porque ella se volvió madre sin intención alguna de serlo, simplemente porque le parecía lo más obvio del mundo arriesgar su vida en vez de quedarse de brazos cruzados, pudiendo haberlo hecho. Porque la auténtica maternidad, en toda su dimensión, no está sujeta ni a lazos de sangre ni a ley, sino al acto de amar desinteresadamente.

“CADA NIÑO SALVADO CON MI AYUDA ES LA JUSTIFICACIÓN DE MI EXISTENCIA EN ESTA TIERRA, Y NO UN TÍTULO DE GLORIA PARA MÍ.”

–  IRENA SENDLER

Fuentes: https://en.wikipedia.org/wiki/Irena_Sendler

https://en.wikipedia.org/wiki/Irena_Sendler

 

  •  

 

 

#VocesDiversas [TESTIMONIO] Marcela Núñez

#VocesDiversas
[TESTIMONIO]

Marcela Núñez

Hoy en día, en nuestra sociedad se está imponiendo una visión sobre la maternidad muy distorsionada, donde si por algún motivo llegas a ser madre tu vida se acaba: solo “sirves” para criar a un hijo y en eso se basará tu vida de aquí hasta que tu hijo/a pueda ser un ser humano autónomo e independiente.

Siempre me ha causado ruido el aborto libre, debido a que muchas veces mujeres se practican abortos por falta de apoyo, emocional y económico, muchas veces son inducidas por terceras personas a abortar, porque a ellos les molesta la nueva vida que se está gestando. Esto generalmente sucede en relaciones extramaritales o casuales, donde se quiere mantener un status quo y la llegada de un nuevo ser ,bajo esas condiciones, no permite mantenerlo (es por eso que desean que desaparezca). En mi caso, con 18 años tuve una relación muy corta con un hombre cinco años mayor. Él tenía una pareja antes de mi y yo resulté embarazada. Para mi núcleo familiar era una vergüenza, debido a que estaba en primer año de universidad y, además no estaba pololeando formalmente. Todos se preguntaban de quién es la guagua. También comentarios mal intencionados como que “quería amarrar al tipo” y cosas por el estilo…
Vivía con mi madre y mi padrastro, para él esto truncaba mi futuro. Él y su mamá (mi abuelastra) a mis tres meses de gestación me ofrecieron un aborto seguro, con la promesa de seguir con mi vida normalmente, y si no aceptaba me tendría que ir de la casa, se separaría de mi mamá, y no me ayudaria mas económicamente con la universidad. Intentaron convencerme, pero ya me había hecho la idea de aperrar, para mi sentir mi hijo ya existía, su corazón ya latía, estaba dentro de mi gestándose. Fueron tanto los miedos sociales que me instauraron, sin embargo, no accedí y tal como lo dijo mi padrastro hizo cumplir su palabra. Mi madre siempre me dijo que me iba a apoyar sea cual sea la decisión que yo tomara, y yo opté por la vida, a pesar que la gente me mirara feo, casi como que si fuera una prostituta. Pasaban preguntándome que cuando me iba a casar y cosas que no iban con mi realidad.
Tuve a mi hijo, deje mis estudios y comencé a trabajar, me esforcé lo suficiente, rendí la psu y pude optar por una beca. Deje atrás mi vida en mi region y me fui a Concepción a estudiar agronomía. Con mi hijo nos vinimos juntos y él ha sido mi fiel compañero.
Aquí encontré muchas oportunidades y ayuda, tanto del Estado como de la comunidad donde vivo, tuve la suerte que a pesar de que no tengo una relación de pareja con el papá, tanto él como su familia aman a mi hijo , y siempre nos han apoyado económicamente, eso ha sido un eje central para poder sobrellevar mi maternidad no planificada. Hoy voy en cuarto año de universidad, vivimos en una pensión con mi hijo, en todos lados nos quieren mucho, y he podido realizarme como mujer y como persona. Por eso a todas las mujeres les digo: si se puede, y que siempre va a existir una mano amiga. Es verdad que te cuesta mas, que tienes que dejar de lado muchos eventos sociales, pero nada ni nadie me ha hecho más feliz que tener a mi hijo diciéndome “eres hermosa mamá” . El amor más puro y sincero me lo entrega él. Y a pesar de que nos dijeron que no podíamos salir adelante; aquí estamos forjando un destino prometedor.

III #VocesDiversas “Maternidad como agente de cambio” 2018

#VocesDiversas III Encuentro de mujeres “Maternidad como agente de cambio”

La maternidad es el primer contacto que los individuos tienen, el vínculo madre e hijo es esencial en la humanidad. Ese mismo vínculo se transforma, también,  en un motor para las mujeres madres, que las impulsa a realizar cambios positivos en su propia vida, en su entorno cercano, o a desarrollar grandes cambios en las sociedades y en la historia de la humanidad. Es por  todo esto, que este año convocamos a diferentes mujeres a abordar sus propias maternidades desde esta perspectiva. 

 

Volví a Amar – María Ines Jara. “Llegó el 9 de diciembre de 1982. Muy temprando en la mañana, sin siquiera abrir los ojos, yo siento el beso de mi mamá (…)- Yo tenía tanto sueño que ni siquiera abri los ojos para despedirme. Sentí sus manos, sentí su beso,y la risa de mi hermana que se despedía”. Nuestra amiga Mané Jara, profesora y madre de 5 hijos, nos cuenta como su maternidad cambio su vida y recuperó a través de ella la capacidad de vincularse con sus seres queridos después de haber experimentado las pérdidas de su madre y hermana en una tragedia que conmocionó al país a principios de la década del ochenta.


 

Maternidad como agente de cambio transgeneracional- Tania Córdova.

Tania, es mamá de cuatro niños, sus respectivos embarazos y nacimientos inicio una transformación que despertó en ella compromiso con una sociedad más justa con la maternidad y los más débiles, observando como el llegar a ser un agente de cambio es también una forma en que la maternidad tiene un rol transgeneracional : su madre y abuela también se comprometieron con la defensa de derechos humanos en el contexto social y político de la dictadura en Chile.


 

“Una crisis amorosa y renovadora” Erika Maira

Erika Maira es abogada y Fiscal de delitos sexuales. Nos comparte como su camino por la maternidad provocó grandes cambios internos, enfrentándose a una renovación amorosa que causa impacto en lo personal y lo comunitario.

“En mi familia materna desde hace tres generaciones solamente hemos nacido mujeres. Mi árbol genealógico esta lleno de mujeres guerreras, luchadoras, adelantadas a su tiempo. Todas diferentes, pero entrelazadas por una cosa común: todas han sabido plantar una semilla de lucha en sus hijas a través del maternar”.

Gabriela Statt es estudiante trabajo social, nos compartió su testimonio desde Arica.


 

 

“Rompiendo mitos” Olga Cousiño

Olguita es voluntaria en programa de apoyo a mujeres en su maternidad y mamá de once. Comparte muchos de los mitos que recaen en mujeres que tienen muchos hijos y como sobrellevarlos con amor-humor.